Características de la madera de iroko

Esta variedad de madera proviene de un árbol tropical africano, Milicia excelsa, y destaca por su gran resistencia y durabilidad. Otro elemento diferenciador de este tipo de madera es el singular veteado y la coloración que presentan los productos fabricados con ella. Un característico color marrón claro o marrón amarillento, con matices más cercanos al dorado, que convierten a la madera de iroko en una opción elegante y distinguida, siendo muy apreciada en proyectos decorativos.  

Si nos centramos en sus propiedades, cabe señalar que son muy similares a las de la madera de teca. De hecho, en ocasiones recibe el nombre de “teca africana”. Aunque existen algunas diferencias notables. Por ejemplo, es una variedad más ligera y menos grasienta, ya que la resina de la teca tiene una base oleosa. Además, el coste de la madera de iroko también es ligeramente inferior.  

Propiedades de la madera de iroko

Si por algo destaca esta variedad es por presentar una gran densidad y estabilidad. Una vez seca, la tendencia a curvarse es muy baja. Resulta muy resistente, lo que la convierte en el material ideal para elementos estructurales que deben soportar cargas o que son más vulnerables al desgaste, como suelos y pavimentos.

  • Color. Como ya hemos comentado, resulta muy característico. La alburapresenta una tonalidadamarilla muy clarita, casi blanca. Mientras que el duramen es marrón amarillento, casi dorado. Sin embargo, la luz solar incide en la percepción del color en el producto final. Conviene tener en cuenta que es una madera que tiende a oscurecerse con el tiempo.
  • Durabilidad. Es una de sus grandes ventajas, hablamos de una variedad durable con una elevada resistencia a los hongos y los insectos xilófagos, como las termitas.
  • Grano. Oscila de medio a grueso.
  • Fibra. Recta. En ocasiones, se presenta entrelazada.
  • Densidad. Semidura o semipesada. Entre 640-660 kg/m3 en unas condiciones de humedad del 12%.

Otra gran ventaja de este tipo de madera es que se trabaja muy bien y permite alcanzar una superficie con un buen acabado final. El hecho de que, en algunas ocasiones, la fibra se presente ligeramente entrelazada genera un diseño final muy valorado tanto en decoración como en la fabricación de mobiliario. Por otra parte, no es habitual encontrar dificultades en los procesos de encolado, clavado y atornillado.

Principales usos

Es un elemento muy versátil, característica que lo hace recomendable para multitud de usos. Al ser un material muy trabajable y que permite obtener resultados óptimos suele emplearse tanto en carpintería exterior como interior, recubrimientos decorativos, mobiliario, tornería o ebanistería. Siendo, incluso, un material ampliamente extendido en el sector de la construcción naval.

Sin embargo, su uso en la fabricación de pavimentos o tarimas es uno de las más destacadas. Siendo, también, una gran solución para elementos estructurales de madera como las vigas.

Tarimas

Esta variedad es muy demanda para la fabricación de suelos. Sobre todo, porque permite conseguir un diseño final exclusivo, con un contraste de tonalidades naturales, que resulta muy elegante.

Además, las propiedades que lo definen y su buen comportamiento supone que esta variedad pueda usarse en casi cualquier entorno. Incluidas zonas de exterior, ya que resiste con facilidad las condiciones meteorológicas adversas. Esta misma razón, hace factible la aplicación de esta madera en estancias con mayor presencia de humedad, como baños y cocinas.

Vigas

La resistencia de la madera de iroko a los cambios bruscos de temperatura o a la humedad, lo convierten en un material idóneo para la fabricación de vigas y elementos constructivos. No es la única razón, también se trata de un material resistente y duradero, cualidades muy beneficiosas para este tipo de productos.

Además de estos factores, es importante destacar que cuenta con una gran capacidad de carga, ya que está considerada una madera semidura. Su origen tropical, es el responsable de su capacidad de adaptación a los cambios bruscos y situaciones de climatológica adversa. Otro rasgo interesante, es que presenta un buen comportamiento frente al fuego.

En definitiva, esta madera tropical se ha ganado a pulso su creciente popularidad. Sus propiedades mecánicas, características y su manejabilidad a la hora de trabajar la convierten en el material ideal para todo tipo de estructuras constructivas. Aunque, sobre todo se emplea en zonas que deben soportar grandes cargas y que están más expuestas al desgaste o la fricción.

En cuanto al mantenimiento de las superficies fabricadas con este tipo de madera resulta muy sencillo, siendo solo necesario cuando estén colocados en ambientes exteriores. Si bien es cierto, que con el paso del tiempo y la acción de la luz solar pueden cambiar su coloración. En estos casos, es posible tratarla para que recupere su color natural.

En Sierolam trabajamos con madera de iroko, estando presente en muchos de nuestros productos como vigas, piezas reconstruidas o perfiles laminados.

Share on facebook
Share on linkedin
DH