Celosías de madera: ¿Para qué se utilizan?

celosías de madera usos

Las celosías de madera son unas estructuras que sirven para delimitar espacios tanto interiores como exteriores, además de para proporcionar sombra y brindar intimidad.

La palabra “celosía” procede del latín celare, que significaba ‘cubrir, proteger, ocultar’. Se utilizaba principalmente en la Edad Antigua en las civilizaciones egipcia y griega. Después comenzó a utilizarse en iglesias, siendo un elemento muy frecuente en las escenas de confesión e intimidad donde el secretismo y la ocultación era algo habitual. Tras dejar ese aspecto místico a un lado, se ha consagrado como un elemento decorativo y ornamental con un alto valor estético y funcional. Por este motivo se siguen utilizando a día de hoy.

¿Qué es una celosía de madera?

Una celosía es una estructura arquitectónica con perforaciones que crean diferentes figuras. Esos espacios se consiguen mediante la superposición de los listones de madera, y los dibujos pueden formar cuadrículas romboidales, cuadradas o con forma de estrellas, por lo general. Esos huecos permiten que las personas que se hallan al otro lado puedan ver sin ser vistas. 

Es una opción excelente como elemento decorativo y de construcción por la versatilidad que posee: se puede adaptar a cualquier espacio, a cualquier dimensión y se puede realizar en multitud de materiales.

No obstante, lo más frecuente es que sean de madera (principalmente de pino o de abeto nórdico) porque quedan bien en espacios naturales. Pero también las hay de metal, de resina, de plástico o de PVC.

Ventajas de las celosías decorativas

Utilizar celosías decorativas presentan una serie de ventajas:

  • Ahorro energético. Las celosías, al poder reorientarse, permiten aprovechar al máximo los rayos de sol. De esta forma, la luz artificial no es necesaria, ahorrando en la factura de la luz.
  • Controla la ventilación. Esto hace que la estancia exterior en la que se coloque sea más confortante.
  • Privacidad. Gracias a las perforaciones, se puede ver sin ser vistos.
  • Protección acústica. Reducen el ruido, por lo que se aceptan muy bien en espacios urbanos.
  • Protección solar. El sol no entra directa e irritantemente, sino que se filtra a través de los huecos. Además, proporciona una ligera sombra.
  • Movilidad. Las celosías no tienen por qué ser fijas; las hay que se pueden mover y reorientar, lo cual permite aprovechar mejor la luz y los rayos de sol.
  • Garantizan durabilidad ante la intemperie porque previamente han sido sometidas a un tratamiento de inmunización e impermeabilización.

¿Para qué sirve una celosía?

La celosía tiene múltiples usos. A continuación señalamos algunos de los más frecuentes e importantes.

Separar espacios

Por un lado, se puede usar una celosía como separador de ambientes interiores y exterioressin tener que hacer una pared. Por ejemplo, si compartimos terraza con un vecino, podemos colocarla para diferenciar los espacios y crear intimidad.

La celosía como elemento decorativo

Además, se puede utilizar como elemento decorativo dentro de una vivienda. Algunos de sus usos pueden ser: como cabecero de cama, como panel central en armarios o vitrinas, como lámpara… Es una manera muy económica de dar un aire diferente a tu casa.

Para crear barandillas

También se pueden usar para crear barandillas, lo cual ofrece más seguridad que las barandillas de metal o cristal.

Para resaltar y proteger espacios

Resaltan algunos espacios, creando unos acentos estéticos que llaman la atención al tiempo que ofrecen privacidad. Se usa principalmente para fachadas y entradas.

También sirven para proteger espacios como las ventanas o las puertas. Además, colocarlo delante de ellas ofrece más valor estético que los enrejados comunes.

Para crear un jardín

Para los amantes de las plantas, también pueden servir como guía para que las plantas trepadoras puedan crecer correctamente. Además, de sus huecos se pueden colocar macetas y así podrás crear un jardín vertical.

Para minimizar los rayos del sol

Mitigan el impacto de la luz solar, haciendo que entre una luz más suave. En ocasiones, son más funcionales que una cortina o un estor.

Tipos de celosías

Como hemos visto, se trata de un elemento arquitectónico multifuncional, tanto como celosía decorativa para interiores como celosía decorativa para exterior.

En el mercado se pueden encontrar de diferentes materiales: MDF, melamina, acero, aluminio, PVC… Pero lo más frecuente es que sean de madera.

Para que las celosías de madera se puedan colocar en exteriores, han recibido un tratamiento previo que aguante la intemperie.

En cuanto a los diseños, podemos encontrar celosías de madera con dibujos de lo más variados. Pero los más frecuentes suelen ser: árabes, hindúes, chinos, mosaicos, patrones… En realidad, se puede hacer prácticamente cualquier diseño que se tenga en mente.

Share on facebook
Share on linkedin
DH