Ventajas de los tableros alistonados

tableros alistonados ventajas

Los tableros alistonados se han convertido en uno de los subproductos más demandadas en las madereras. Formados a partir de listones de madera encolados, que forman un tablero, este material es hoy uno de los más solicitados por los constructores y arquitectos. ¿Razón? A la hora de calcular y diseñar estructuras tanto en interiores como en exteriores, resultan muy útiles y resistentes.

¿Cómo se fabrican los tableros alistonados?

Se trata de tableros de madera maciza, que se producen mediante listones conectados y que pueden tener longitudes diferentes o iguales. Para una correcta unión se pueden emplear colas y adhesivos, así como tarugos, machihembrados o uniones dentadas. Hablamos de tableros de calidad, que aportan acabados con un alto valor estético y piezas con una excelente durabilidad y resistencia.

En la fabricación de estos productos se puede utilizar una gran variedad de maderas, aunque siempre será necesario atender a que estas presenten unas condiciones adecuadas para los trabajos de encolado. Generalmente, se utilizan maderas coníferas para encofrados y la fabricación de muebles y las maderas frondosas suelen emplearse para mobiliario y ebanistería.

  • Fase de secado

Para conseguir el mejor resultado posible, será necesario disponer de piezas de madera secada en secadero. El grado final de humedad de los listones puede variar en función del uso que se vaya a realizar del producto. Sin embargo, es importante destacar que la humedad de los listones que van a conformar el tablero debe ser similar. Solo de este modo, se consigue un acabado de alta calidad y se evitan problemas en el futuro.

  • Fase de perfilado

Con la madera secada de forma correcta se pasa a la etapa del perfilado. Este proceso se desarrolla para limpiar las partes externas de los listones, tanto las caras como los cantos. Hablamos de un trabajo muy importante, ya que permite ver todos los defectos de la pieza, así como preparar las superficies de los listones para favorecer la unión, ya sea con encolado o con cualquier otro método.

  • Fase de saneado

Detectar los defectos resulta fundamental para sanear los componentes y conseguir un producto final de la mejor calidad. Habitualmente, se señalan dichos fallos y mediante un lector óptico se realizan cortes en la pieza en las zonas afectadas. El objetivo final no será otro que conseguir piezas perfectas para la creación de tableros alistonados libres de defectos.

Como ya hemos comentado, esta fase se centra en eliminar las peculiaridades y fallos que puedan tener los listones de madera. Una vez se han seleccionado y creado piezas perfectas, se clasifican por longitudes. Generalmente, se empalman los listones para crear tableros de una longitud superior a la que tienen las piezas de madera empleadas en su fabricación.

  • Fase de encolado o unión

Por último, habrá que unir los listones para crear los tableros. Existen diferentes tipos de unión, aunque en este caso lo más habitual es el uso de colas y elementos adhesivos. Podemos destacar tres tipos de cola como los más habituales en el proceso de fabricación de estos elementos de madera: urea formol, urea melamina formol y vinílicas.

En función del tipo aplicado el producto podrá utilizarse en unos ambientes u otros. No es lo mismo una madera para uso en interiores que en exteriores, expuesta a las condiciones climatológicas adversas. Además, es importante destacar que es posible aplicar tratamientos superficiales específicos sobre estos productos que garantizan su resistencia y durabilidad en ambientes más agresivos.

Bondades de los tableros alistonados

La principal ventaja de estos productos es que presentan un acabado de calidad con un alto valor estético y una durabilidad prolongada. Por no hablar de la resistencia de este tipo de tableros, que no dejan de ser de madera maciza. Esto, sin duda, es un factor a tener en cuenta para usos constructivos y en proyectos de interiorismo.

En cuanto a la industria maderera, este producto presenta un beneficio muy importante, permite aprovechar pequeñas piezas de madera mejorando su aprovechamiento. Con estas piezas, se reduce el desperdicio de materia prima y se elaboran los listones para confeccionar piezas homogéneas de madera maciza.

Los tableros alistonados resultan ideales para cualquier tipo de uso. Aunque habitualmente estas piezas de madera se emplean en la fabricación de mobiliario, encofrados y otros usos estructurales relacionados con el sector de la construcción.

Dadas sus ventajas técnicas, como la estabilidad dimensional o la facilidad de montaje, la madera laminada se ha convertido en una herramienta más capaz de alimentar la creatividad de arquitectos y diseñadores de interiores.

En Sierolam disponemos de una amplia variedad de tableros alistonados de la mayor calidad. Solo trabajamos con madera de gama alta para conseguir los mejores resultados posibles, en cuanto a acabados estéticos como a su resistencia y durabilidad.


¿Necesitas más información?









    He leído y acepto la Política de privacidad y Aviso LegalDetalle legal

    Este sitio está protegido por el reCaptcha de Google y se aplica su Política de Privacidad y sus Términos de Servicio.

    Share on facebook
    Share on linkedin
    DH