Ventajas de los techos de madera

ventajas techos madera

La madera se ha convertido en uno de los materiales más utilizados en la construcción, gracias a sus numerosas cualidades y propiedades. Se utiliza en pavimentos, revestimientos, muebles o elementos decorativos. Los techos de madera también son una alternativa sostenible, eficiente y sobre todo exclusiva para darle un toque diferenciador a nuestro hogar. De hecho, cada vez es más habitual decorar con vigas de madera maciza a la vista.

Una solución sostenible

La arquitectura sostenible es una de las principales tendencias en la actualidad. Esta disciplina apuesta por construir edificaciones con el menor impacto medioambiental posible. Entre sus principales objetivos, podemos destacar la reducción del consumo de los aparatos energéticos, con el importante ahorro que esto conlleva. En este sentido, la madera es uno de los mejores aliados de los arquitectos, ya que es un buen material aislante y, además, es un producto reciclable.

En Europa se produce madera de forma sostenible y se recoge la materia prima de bosques certificados en base al criterio de desarrollo sostenible. Es decir, el crecimiento anual de estas zonas arbóreas es muy superior a la cantidad de madera que se extrae de ellas. Además, al utilizar esta materia prima se puede reducir e, incluso, eliminar el consumo de otros materiales no renovables.

Propiedades de los techos de madera

Colocar unas vigas de madera laminada en el techo no solo atiende a un criterio estructural. Si las dejamos a la vista, también será un reclamo visual que aportará calidez a las estancias haciéndolas más acogedoras. Apostar por techos de madera implica muchas otras ventajas, te las contamos todas.

Aislante térmico y acústico

Hablamos de un material que es un gran aislante térmico natural. Este factor ayuda a mantener estables las temperaturas interiores y reduce el consumo energético relacionado con los aparatos de climatización, tanto en verano como en invierno. Además, cuenta con propiedades fonoabsorbentes que ayudan a minimizar los ruidos y le permiten actuar como barrera frente a las vibraciones.

Opción versátil, con gran capacidad de adaptación

Es una opción muy versátil, ya que se puede adaptar a cualquier espacio independientemente de su forma. La madera natural puede unirse de forma sencilla para crear estructuras más complejas, que aporten soluciones a cualquier espacio. Otra cuestión importante, es que permite utilizar multitud de materiales para la cobertura del tejado. No existe ninguna alternativa que no case bien con la madera.

Instalación y mantenimiento sencillo

Es un material fácil de trabajar, cuenta con una gran flexibilidad que lo convierte en la opción ideal para adaptarse a la diferentes formas y espacios. Puede colocarse en un techo tradicional, pero también en diseños más vanguardistas con formas más complejas. El plazo necesario para su instalación será corto y esta es otra de sus múltiples ventajas. No necesita grandes obras, ni genera tantos residuos como otros materiales.

En cuanto a su mantenimiento, resulta muy sencillo. No se mancha, ni pierde su brillo natural con el paso del tiempo como ocurre con otro tipo de techos. Algunos factores, como el tabaco u otras condiciones externas, pueden afectar a esta parte de la estructura de la vivienda. Sin embargo, la madera se conservera en unas condiciones óptimas a pesar de estos agentes nocivos.

Elevada resistencia

La resistencia de este material es una cualidad que puede resultar sorprendente, ya que en algunas ocasiones puede resistir la compresión igual que otros materiales considerados más duros como, por ejemplo, el hormigón. Superando incluso en otras propiedades, como la flexibilidad, a este material. También presenta una gran resistencia a los impactos y a los golpes, no se dañarán tan fácilmente como ocurre con otros materiales utilizados en la construcción de edificios.

De hecho, la madera es un material muy empleado en zonas de riesgo sísmico, ya que es maleable y tiene la capacidad de ajustarse y adaptarse a pesar de los movimientos. Los techos de madera son una alternativa a tener en cuenta, ya que permiten construir estructuras muy duraderas y eficientes.

Acabados exclusivos

La madera nunca pasa de moda, es un material atemporal que, además, presenta una gran capacidad de adaptación al paso del tiempo. Algunas piezas de madera pueden, incluso, mejorar su apariencia a medida que envejecen. Este factor supone una mejor integración en el interior de las viviendas, siendo un gran elemento decorativo. Sin duda, esta es la razón por la que la decoración con vigas de madera natural está en auge.

En definitiva, siempre es tendencia porque aporta elegancia y exclusividad a los espacios en los que se encuentra, crea ambientes más cálidos y se adapta a cualquier estilo decorativo. La madera cuenta con una serie de propiedades que la convierten en la alternativa ideal para crear estructuras complejas, estables y duraderas.

En Sierolam trabajamos desde los bosques para ofrecerte esta materia prima de la mejor calidad en diferentes formatos. Contamos con montes propios que se gestionan de forma responsable y contamos con la certificación PEFC y FSC®. Certificados que garantizan la trazabilidad de la madera durante todas las fases del proceso hasta el producto final.

Share on facebook
Share on linkedin
DH