Pérgolas de madera: Cómo aprovechar al máximo tu patio

Pérgolas de madera para patio

El verano se presta para muchas cosas, pero una de las más esperadas todos los años es el conjunto de reuniones de amigos y familiares en el patio o el jardín de tu casa durante largas horas. Para conseguir crear el ambiente perfecto, es conveniente recurrir a elementos que no solo te ayuden a darle un toque más acogedor al patio, sino que además, protejan del sol y de otros agentes externos.

Uno de los que más auge ha experimentado durante los últimos años es la pérgola de madera. Pero, ¿sabes cómo puedes sacarle el máximo partido a estas estructuras? En este artículo te damos las claves que necesitas saber para convertir tu terraza en el centro de atención.

Características de las pérgolas de madera

Una pérgola de madera es un elemento arquitectónico formado por un conjunto de columnas sobre el que suele apoyarse una estructura de vigas de madera. Por lo tanto, las variedades de pérgolas entre las que puedes escoger son tan amplias como los tipos de madera que existen.

La creación de sombra es la razón principal para colocar una pérgola de madera, por lo que suelen ubicarse encima de porches o de zonas pensadas para estar un largo rato. Sin embargo, también actúan como protectores de las mesas y las sillas que hay debajo frente a las condiciones climatológicas adversas.

Tipos de vigas de madera

Las pérgolas se pueden construir con distintas clases de madera, de distinto tamaño y grosor. Estas son algunas de las más comunes:

  • Vigas laminadas: suelen ser las más utilizadas en la construcción de pérgolas de madera debido a su buena adaptación a las condiciones exteriores. Son muy resistentes y rígidas, no suelen dilatarse en exceso y soportan altas cargas de peso. Además, el estilo laminado refleja un diseño muy estético de la pérgola, a la que confiere una línea visual más homogénea.
  • Vigas aserradas: en este caso, hablamos de las vigas que, estéticamente, recuerdan a los troncos de árboles. Su diseño es más irregular, pero es mucho más fiel a los troncos que podemos encontrar en cualquier campo. Es perfecta para los ambientes a los que se les quiere dar un toque rústico.

Tipos de pérgolas de madera

El hecho de que haya diferentes clases de madera con las que se pueden construir pérgolas hace que también haya diversos tipos de estructuras. Estos son algunos de los más comunes:

  • Adosadas: son las pérgolas que se colocan para ampliar una estructura ya colocada, como puede ser el porche de tu jardín.
  • Independientes: a diferencia de las primeras, estas se construyen de manera independiente para crear nuevas estancias con una base completa de cuatro postes.
  • A dos aguas: este tipo de pérgolas se basan en una estructura triangular, y es perfecta si quieres construir una estancia con buena altura interior.

Ventajas de utilizar pérgolas de madera

Algunas de ellas las hemos ido avanzando a lo largo del artículo, si bien resumimos a continuación las bondades principales de este tipo de estructuras:

  1. Creación de sombra para crear un ambiente más idóneo en verano, dotándolo de una estética muy natural y rústica.
  2. Protección de las mesas, sillas y demás mobiliario que se encuentre debajo de la pérgola.
  3. Enriquecimiento estético de la terraza o del jardín.
  4. Son de fácil mantenimiento gracias a su buena resistencia y durabilidad.
  5. Son más baratas, ya que su construcción es relativamente sencilla, y las vigas de madera son más económicas.
  6. Se pueden crear a medida, según la longitud, grosor y altura que más te guste.
  7. Puedes añadir cerramientos laterales si quieres utilizarla también en invierno.

Consejos para colocar la pérgola de madera correctamente

Una vez que has decidido colocar tu propia pérgola de madera, es importante tener en cuenta una serie de factores a la hora de ubicarla adecuadamente. Por ejemplo, debes tener en cuenta la trayectoria del sol justo en el sitio donde las vayas a colocar. Fíjate en qué recorrido hace el sol a lo largo del día para saber hacia qué lado debes orientar la pérgola para que dé más sombra. Especialmente, te vas a decantar por una pérgola con cierta inclinación.

También es importante analizar las características climatológicas de tu entorno, pues van a determinar el tipo de madera que necesitas y, por tanto, influyen en las vigas de madera que vayas a comprar. Si vives en una zona más húmeda y fría tendrás que optar por una madera distinta a las personas que viven en áreas más cálidas y secas.

Otro aspecto a tener en cuenta es la superficie donde vas a colocar la pérgola, que determinará el mecanismo de anclaje que necesitarás. No es lo mismo sujetar una pérgola en un suelo duro de baldosas que en tierra o en cemento. En este sentido, una recomendación interesante, tanto a nivel estético como funcional, es colocar una pequeña estructura de madera o tarima en la parte inferior. Así, no solo es más sencillo colocar la pérgola, sino que unifica la estética de la zona “lounge” que estás construyendo.

Si tienes dudas sobre qué vigas de madera son más adecuadas para construir la pérgola de madera perfecta para tu terraza o jardín, en Sierolam te aconsejamos sin compromiso.

Share on facebook
Share on linkedin
DH