La calidad de la madera de castaño, destinos y usos

usos de la madera de castaño

Los destinos y usos de la madera de castaño dependen de las dimensiones alcanzadas por el árbol. El mercado de madera de castaño de pequeñas dimensiones para apeas de mina, postes y estacas es actualmente muy reducido por lo que apenas tienen salida las trozas de menos de 20 cm de diámetro.

La utilización de madera delgada, tan abundante en el monte bajo de castaño en Asturias, puede buscarse en la madera laminada encolada (piezas estructurales de madera de grandes dimensiones fabricadas con tablillas pequeñas encoladas).

El castaño en la construcción

La madera de más de 20 cm de diámetro se destina al aserrado en general y las mejores trozas, de más de 40 cm, se destinan a la obtención de chapa por rebanado o por desenrollo.

Debido a su durabilidad y a su poca variación en volumen con los cambios de humedad, se usa en zonas húmedas, bodegas, establos y sótanos. Por su resistencia a la intemperie se usa en exteriores para postes y estacas de cerramientos.

El castaño se ha empleado mucho en la construcción de estructuras de cubiertas de edificios y en construcción naval. Se dice que no hay madera mejor para la utilización en vigas y cabios debido a su duración, ligereza y resistencia. Tanto es así que en el sur de Galicia se llama trabe o viga al castaño silvestre de fuste recto y apto para construcción.

En los soutos, las ramas gruesas y verticales de los castaños, llamadas canas, se emplean también como elemento resistente en construcción.

Se usa en carpintería, ebanistería y suelos de madera, ya sea en forma maciza o como chapa para recubrimiento decorativo de tableros. Su empleo como chapa ha producido una subida en los precios de los castaños sanos de fibras rectas, que son los únicos aptos para la producción de chapa.

Los precios del castaño en los lugares alejados de los centros de producción son elevados, utilizándose éste solo en ebanistería, carpintería fina, entarimados, escaleras de lujo, etc. Se exporta mucha madera gallega de castaño en rollo hacia Portugal, donde se destina a la industria del mueble.

Es madera poco porosa en sentido tangencial y fácil de rajar por lo que se emplea en tonelería (fabricación de duelas y aros de barril).

Una aplicación de las explotaciones con turno de aprovechamiento corto es la de cestería, empleándose vástagos hendidos en tiras para hacer canastas de fanega y media para aceitunas, cestos altos para ropa, cunachos para frutas y para transporte de pescados, etc.

Como leña, la madera de castaño es mediocre ya que su potencia calorífica es baja. Produce mucha ceniza, quema mal, lentamente y chisporrotea al avivarse la llama. El carbón vegetal tampoco es de calidad.

El tanino se encuentra en la corteza en gran proporción. La extracción de taninos era una aplicación tradicional de la madera de castaño. Estos componentes de la madera se emplearon en la industria tintorera y en la carga y teñido de negro de la seda. También se emplearon en el curtido de las pieles

La madera de castaño en la carpintería

Durabilidad natural

Las características técnicas de durabilidad natural de la madera de castaño son apropiadas para su empleo a exterior sin necesidad de tratamiento de preservación (su elevado contenido en taninos ejerce una importante función protectora).

Según la norma UNE-EN 350-2 (“Durabilidad de la madera y de los materiales de la madera. Durabilidad natural de madera maciza; parte 2: Guía de la durabilidad natural y de la impregnabilidad de especies de madera seleccionadas por su importancia en Europa”), el castaño está considerada una madera durable frente a hongos (clasificación 2) y no impregnable.

Por otro lado, la CTBA (Centre Technique du Bois et de L’ameublement de Francia) señala al castaño como una especie indicada para la carpintería exterior sin necesidad de tratamiento de preservación una vez se haya eliminado la albura.

De hecho podemos considerar la existencia de hórreos asturianos de más de 400 años como prueba del excelente comportamiento de esta madera al exterior.

Estabilidad

La madera de castaño es una madera muy “estable o poco nerviosa” gracias a sus reducidos coeficientes de contracción volumétrica. Esta característica es muy importante cuando la madera va a estar sometida a importantes cambios de temperatura y humedad.

La absorción o pérdida de agua por parte de una madera debido a las variaciones ambientales da lugar a cambios dimensionales, hinchazón o merma. Esto ocurre en todas las maderas sin excepción, sin embargo los cambios dimensionales son mayores o menores en unas u otras maderas según los coeficientes de contracción volumétrica que tengan.

Cuando los coeficientes son reducidos se dice que la madera “mueve poco” y cuando éstos son significativos diremos que es una madera “nerviosa”.

Compartir en:

Share on facebook
Share on linkedin
DH