Cómo reconocer los distintos tipos de madera

cómo reconocer madera

Saber identificar de qué árbol proviene la madera de nuestros muebles, puertas o pavimentos resulta de gran utilidad para conseguir mantenerlos en buen estado durante más tiempo. Existen muchos tipos de madera disponibles en el mercado y el consumidor no siempre sabe diferenciarlos a simple vista. Te contamos cuáles son los más utilizados en proyectos de construcción y decoración, así como sus principales características.

¿Cómo es el proceso de obtención de la madera?

Este material se extrae del tronco de los árboles y arbustos con una buena estructura fibrilar. El camino será largo desde el aprovechamiento forestal hasta la ejecución del producto final. Para obtener esta materia prima es necesario despojarla de la corteza.

El primer paso para conseguir la madera consiste en talar los árboles, tras lo que habrá que eliminar la corteza y las ramas. Posteriormente, se procede al despiece del árbol, teniendo en cuenta el uso final que se le va a dar. Tras esta acción, se extrae la madera y se implementa la fase de secado.  Por último, deberá ser sometida a un proceso de cepillado que permite eliminar las imperfecciones de la pieza.

Clasificación de las maderas

Conocer el tipo de madera del que se compone un mueble o elemento decorativo resulta muy útil para saber qué estamos comprando. Solo si conocemos sus principales características podremos determinar cuál será su durabilidad o si su precio es el adecuado. Es decir, nos permite hacer una elección más adecuada a las necesidades reales que tenemos.

Principales categorías

  • Coníferas: pino y abeto. En este apartado encontramos aquellas maderas más resinosas. Una de las características más destacables es que suelen presentar un color más pálido, con los anillos anuales bien marcados. Esta variedad resulta más económica, ya que sus propiedades son de menor calidad que las que podemos encontrar en los siguientes grupos.
  • Frondosas: castaño, roble, encina, nogal. Son maderas más leñosas, con una estructura más compleja que las coníferas en cuento a vasos y fibras. Aquí encontramos una mayor variedad de colores, que van desde tonos suaves a un marrón oscuro. Presentan una base más porosa, por lo que no siempre son fáciles de impregnar con barnices o lasures.
  • Tropicales: ipé, iroko, teca. Cuentan con un gran parecido con las variedades frondosas, aunque son muy poco porosas. Generalmente, su coloración suele ser más oscura que en el caso de las coníferas o las frondosas. Una de sus cualidades más destacables es que son muy resistentes.

Según su grado de dureza

  • Maderas blandas. Resultan mucho más ligeras, económicas y fáciles de conseguir. De hecho, presentan ciertas desventajas que es recomendable tener en cuenta. Su durabilidad y atractivo estético es notablemente inferior a las de las variedades más duras. En este grupo se encuentran las coníferas, que suelen ser tratadas con barnices o pintura para mejorar su aspecto final. Al ser blandas se astillan con facilidad durante su tratamiento.  
  • Maderas duras. Son mucho más resistentes, razón por la que se utilizan con frecuencia en la elaboración de muebles y proyectos constructivos. Su densidad permite obtener productos de gran calidad, que resisten mejor el paso del tiempo. Además, su estética es mucho más vistosa y bonita que en el caso anterior. Las maderas frondosas y tropicales pertenecen a esta categoría.

Principales propiedades de la madera de castaño

Proviene de un árbol corpulento y de los más longevos que existen, con ejemplares que superan el milenio. Es una madera resistente y con una gran apariencia estética, razones que han influido en el incremento de su popularidad para la ejecución de estructuras constructivas, mobiliario, pavimentos, carpintería y hasta en la industria naval.

En cuanto a su apariencia, cabe destacar que presenta un color más bien claro, que con el paso del tiempo se asemeja más al dorado. Suele contar con un veteado muy vistoso que le convierte en un gran candidato para los proyectos decorativos. Además, cuenta con una estructura bien marcada y se diferencian con facilidad los anillos de crecimiento.

Es una madera con una dureza media, con cierta elasticidad. Todas estas características hacen que sea manejable y fácil de trabajar. Presenta una densidad media que le otorga un gran comportamiento frente a cambios de temperatura o de humedad.

En Sierolam somos especialistas en madera de castaño, contamos con nuestros propios bosques con este tipo de árbol y sabemos que si por algo destaca este material es por presentar una gran durabilidad.

Share on facebook
Share on linkedin
DH